Como preparar una coreografía o rutina de pose libre de fisicoculturismo, un arte olvidado, por Xisco Serra

coreo2

Si bien es cierto que en numerosas veces he podido ganar el precioso Trofeo al mejor posador, cada año resulta más complicado realizar una nueva coreografía de poses libres y en muchas ocasiones acabo improvisando, ya sea por pereza, falta de tiempo o de imaginación.

Aun así, este 2016 me he propuesto volver a preparar algo bonito y elaborado, tanto para las competiciones como exhibiciones que llegado el momento pueda ir ofreciendo.

De este modo permitidme daros algunas pautas para llevarla a cabo y no acabéis con cualquier música y pose improvisada donde los 60’’ reglamentarios que marca el guion parecen ser eternos para el atleta y, para el público:

  1. Elegir la música adecuada, sin duda es el primero y más importante de los pasos a dar. No importa cuál sea tu estilo, todos los temas son aptos para posar, solo necesitas que se adapte a tu personalidad y lo más importante como diría mi gran amigo Rafael Arana: que te llegue al corazón. ¿Y cómo sabemos que eso ocurre? Si cuando la escuchas por primera vez no te imaginas automáticamente posando en el escenario y se te pone el pelo de punta, entonces si eso no ocurre, no es tu tema para esa ocasión.
  2. Montaje de sonido, ya que solo dispones oficialmente de 60’’ así que no pases de ahí ni un segundo más o te juegas que te corten la música. Hoy en día sin hacer demasiadas filigranas es relativamente sencillo cortar y ajustar el tema elegido con programas básicos como el que yo utilizo, el wave editor de NERO, por ejemplo (hay muchos más y no nos extenderemos en ello).
  3. Memorizar la música, es básico. Debéis de conocer todos y cada uno de los acordes del tema elegido, sin errores, sin fallos, nota por nota. Algunos de vosotros recordareis mi famosa coreografía de “El torero” al estilo Lee Labrada. Quizás una de las ventajas que tuve con esos dos temas de Turina y Albeniz fue el hecho de que fueron mis dos obras magistrales para el concierto del examen de 8º de piano para el grado profesional. No podemos empezar a trabajar ninguna pose sino conocemos la música al detalle.
  4. Colocar las poses maestras, será la siguiente fase para resolver la ecuación. No intentemos colocar a primera instancia todas y cada una de las poses sino que comencemos con pilares básicos, momentos en que sabemos que ahí, justo en ese preciso acorde, queremos y nos vemos ejecutando una pose concreta majestuosa.
  5. Una vez tenemos las poses maestras colocadas, podremos ir añadiendo más poses y rellenando huecos
  6. Fase de pulido, será tratar las transiciones, de una a otra pose. Estamos en el punto A, con la pose X y queremos ir al punto B con la pose Y. Tracemos entonces el camino de esas transiciones para que el conjunto no solo quede bien, sino precioso y perfecto. Ese acabado será el que nos dé el toque diferente de algo pasable, bueno a sublime, arte en movimiento.
  7. Todos estos procesos podemos hacerlos sin levantarnos de la silla, sin ejecutar ni una sola poses, trabajo de papel, sillón y ordenador. Así es como preparo yo toda la base teórica de una coreografía y llegados a ese momento y jamás antes, me dispongo a realizar el trabajo de campo, es decir, llevarlo todo a la práctica.
  8. Ahí es donde tenemos horas y horas de trabajo y dependerá de cada atleta, de su práctica y su soltura que tarde más o menos tiempo, como el que quiere bailar o danzar, pero estad seguro que si lo hacéis de este modo saldrá siempre un buen trabajo y será literalmente imposible que nada falle ni os quedéis en blanco. Solo le ocurre algo así a quien no ha trabajado lo suficiente.

Para este 2016 os prometo algo, haré una presentación con algo nuevo y elaborada, eligiendo una música adecuada a la ocasión y trabajando cada pose, cada transición para ofrecer un buen espectáculo y, como todo buen músico, antes o después también “tocare” los temas de toda la vida, los que me dieron el éxito así que, me disculpen los “anti taurinos” porque pienso seguir con “mi arte” que es lo que me hace sentir palpitaciones en el corazón y la piel de gallina…el día que no sea así, será momento de colgar los bañadores.

Un fuerte y artístico abrazo

Xisco Serra
The Spanish Blade

 

 

coreo2

 

coreo1
tesalia2

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply