DEBATE A 3 BANDAS: COMPETICIONES ACTUALES ¿QUE LES FALTA Y QUE LES SOBRA?

Nuestros expertos comentaristas. Edgar Morilla, Felipe de la Osa y José Miguel Nicolau, tratan en esta ocasión desde su perspectiva personal y particular este debate a 3 bandas con el mismo tema en cuestión: COMPETICIONES ACTUALES ¿QUE LES FALTA Y QUE LES SOBRA?

– ¿En que se parecen las competiciones de hoy en día y las del pasado, remontándonos 2 décadas atrás?

EDGAR: No llevo dos décadas en este deporte como para poder opinar en primera persona, eso sí, como acérrimo estudiante del Culturismo si estoy bien documentado al respecto.

Desde luego que las competiciones siempre ligadas a la industria del Culturismo y Fitness, han evolucionado por diferentes factores…

 

DOSA: Se parecen en todo lo que implica la competición, el olor al tinte,  el deseo de ganar de los competidores o de, al menos, hace el mejor papel posible, siempre apoyados por su grupo de amigos y familia.

 

JM: La verdad que diría que en lo básico solo y únicamente, es decir hay competidores y jueces, pero antaño había esa rivalidad en la que se podía cortar el ambiente con un cuchillo, se veía el “pique” entre GRANDES CULTURITAS, aquí en Baleares  recuerdo que había una sola competición al año, se celebraba en un auditorium, lleno total, cientos de personas, incluso una vez recuerdo que habían 107 competidores, música tronando en los bafles, los competidores bajaban por entre el publico al escenario, categorías de mínimo 7 u 8 competidores y hasta de 20, todos posando al final con su minuto de pose libre y ponían todo su corazón en ganar ese titulo y ese trofeo NADA MAS, por que no había dinero ninguno. Se competía por espíritu deportivo, se vivía el culturismo, era un tema de honor. Ahora hay como 4 ó 5 competiciones al año y sigo hablando de aquí de baleares, muchas veces con menos de 30 competidores en total y muchos repiten en competiciones y lo triste de todo es la pregunta del millón, ¿¿¿cuánto gana el primero??? No digo que no este bien competir pero por espíritu señores no por interés.

 

– ¿En qué se diferencian entonces?

EDGAR: Cada vez más y más atletas copan muchas categorías que antes no existían además de la cohesión con el Fitness y derivados y la consecuente inclusión de atletas féminas en comparación con hace 20 años.

El gran crecimiento experimentado de la industria del Fitness y en concreto de la suplementación deportiva ha hecho de propulsor del propio deporte, profesionalizando incluso la figura del competidor amateur, con la consecuente elevación del Standard físico.

 

DOSA: Sin duda, ahora la repercusión que da internet de
campeonatos y competidores hace que estos sean más conocidos. Y esto hace que la exigencia para con los competidores suba en ocasiones tanto que  hace que sea difícil que un competidor en formación se atreva a salir si no se ve realmente bien.  Hay más camaradería, más o menos real, entre los competidores, gracias a este conocimiento virtual previo.

 

JM: Antaño la gente iba mas machacada, mas preparada y se mataban entrenando todo el año por obtener algo, que sin ser monetario les llenaba de orgullo, les resarcía en todos los aspectos, menos principiantes y mas culturistas, gente que llevaban años machacando como animales, machacando con rabia y con ganas de mantener esa rivalidad, estar a la altura de derrotar a sus enemigos, y de derrotarse así mismos, mejorando cada vez mas, ese espíritu hoy encuentro que se ha perdido, reza mas el interés y saber si vale la pena los 3 meses de dieta que tengo que hacer por el dinero que he de ganar.

 

– ¿Qué les falta a las competiciones actuales?

EDGAR: Les falta público, que no mas aficionados. Actualmente en nuestro país tenemos miles de gimnasios en los que en todos, sin distinción hay un grupito de aficionados al Culturismo que compran revistas, leen todo lo que encuentran por Internet y sueñan con tener un físico ideal aun no teniendo por objetivo el competir. A las competiciones actuales, les falta que ese aficionado que tantos dividendos deja a las webs especializadas en venta de suplementación deportiva, acudan a ver los campeonatos, seminarios y eventos que todo sea dicho de paso, cada vez hay más iniciativas a pesar de los infortunios del panorama económico.

 

DOSA: Estamos, pese a todo, en un buen momento, hay más competiciones que nunca, de varias asociaciones, desde un nivel regional a nacional o internacional incluyendo campeonatos profesionales.  Esto, que es positivo, puede hacer que el potencial público se disperse y haga que los auditorios no se llenen.  Porque el aficionado escasea, y el público en general no va a ver un campeonato, falta un público objetivo, incluso dentro del mismo colectivo ya que en ocasiones no se ve más allá del  “team” propio. Falta pasión, calor en el graderío, ahora todo es más interesado.

Cierto es que antes había un par de campeonatos nacionales al año y quizá algún regional según la zona, lo que unido a la falta de información hacia que la gente acudiera a ver una competición de manera más apasionada, y con ganas de pertenecer al grupo,  ahora como decía antes quizá estemos todos más saturados.

 

JM: Más profesionalidad y espíritu luchador, no solo es ir a probar a ver como me sale y si rasco algo, sino ir con la seguridad de haber hecho bien los deberes y no estar en un escenario como muchos haciendo algo…. Señores no es definir y competir, eso no es ser culturista de competición, el competidor primero tiene una base para definir y que salga a la luz todo su poder y tamaño muscular, luego la pose, por Dios, la pose los hay que no saben hacer nada, solo medias poses y hay que saber enseñar lo que uno tiene, ya no se cuidan esos detalles, ni siquiera la coreografía, eso no es ser culturista de competición. Es mi opinión personal y respetable, pero eso no es ser competidor, un competidor primero tiene una base para definir, después define llegando a estar como mínimo a un 95% de sus posibilidades, prepara la pose al detalle pues ha de demostrar lo que posee, a de saber enseñarlo y luego la coreografía, saber encadenar entre pose y pose… eso es lo bello, o es que se piensan que la gente va a ver las horas aburridas de comparativas y comparativas, la gente quiere ver espectáculo, algo de distracción, pero algo bonito, me entristece ver como gente del publico dice, “se perdió en la pose”, “no sabe ni lo que hace”, “prefiero no mirar” o simplemente se ríen… si en vez de pensar en el interés hubieran pensado en hacer bien los deberes… otro gallo cantaría.

 

– ¿Qué les sobra a las competiciones actuales?

EDGAR: Las competiciones son muy densas incluso para los amantes del Culturismo: categorías y categorías, descansos, menciones especiales de los directivos, jueces y demás parafernalia institucional, al final acaban cansando, y por si no nos hemos dado cuenta al público les gusta y agradan competiciones más escuetas y quedarte con buen sabor de boca en vez de “empacho”.

 

DOSA: Dependiendo del nivel de los campeonatos, les puede sobrar algo, o nada, pero en general, la queja que más se traslada es la de la duración de las competiciones, sobre todo cuando están cubren todas las categorías, que cada vez son más. Algo que es difícil de solucionar pues o se doblan campeonatos y se hacen jornadas maratonianas.  Me sobran las criticas desaforadas a los jueces, sobre todo cuando no están fundamentabas y se dejan llevar por el apasionamiento ciego. Y sobre todo lo que me sobra son las sanciones por competir bajo el paraguas de ésta o aquella asociación/federación.

 

JM: A mi entender y pueden tacharme de cañero, pero docenas de competiciones en las que he participado y muchas en las que he ganado me avalan, sobra el interés, sobran los que confunden el cuerpo de ir por la playa con el de la competición de culturismo, sobran los que no cuidan el detalle, la pose, el tinte, la coreografía, eso sobra… Seamos serios y profesionales y pidamos entonces respeto y solo así dejaran de tacharnos como aquello que no queremos que vean en nosotros y que por desgracia la gente ve.

 

– ¿Que idees propones para mejorar la situación tanto para atletas como público y medios de comunicación?

EDGAR: Ideas se me ocurren muchas, quizás demasiadas y en la medida que yo mismo puedo, fomento y aporto mi pequeño granito de arena como atleta, preparador y patrocinador de campeonatos de culturismo.

Vivimos en momentos de mucho cambio en nuestra industria, la suplementación deportiva en nuestro país está en fase de expansión en concreto por la competitividad a la baja de los precios en importaciones y por la excusión de intermediarios para abaratar el producto final, resultado: muchas webs de venta por Internet tienen más dividendos que las marcas nacionales de suplementación, que son uno de los pilares fundamentales de la “salud” de las competiciones, por lo tanto seria de necesidad imperiosa, para la propia competición y para las propias empresas virtuales, que apostaran bastante fuerte por sponsorizar los campeonatos, esto revertería positivamente por la calidad de las competiciones ganando en espacios para celebrarlos y mejora de los premios.

 

DOSA: Lo ideal sería ofrecer el atleta y al público unas instalaciones cómodas y espaciosas que hagan más grata la competición. Cosa que no siempre se puede conseguir, bien sea por cuestión económica o por reticencias a la hora de ceder auditorios, pabellones, etc.

En cuanto a los medios de comunicación, es una batalla perdida, ya que fuera de los especializados la cobertura que se da es mínima, y en ocasiones no pasa de ser un relleno, cayendo en la mayoría de las ocasiones en los típicos tópicos, pero que quizá no son sino el reflejo de lo que ofrece el colectivo.

Desde aquí animo a los organizadores de campeonatos, a que se vuelquen con los medios del sector, que al final son los que van a darles cobertura a su competiciones, ofrézcanles información amplia, tanto previa como posterior (fotos, videos, entrevistas, clasificaciones) el campeonato no se acaba con la entrega del trofeo absoluto….

 

JM: Simplemente lo resumiría en 3 palabras, interés, seriedad y profesionalidad:

  • Interés:      en hacer tu trabajo bien todo el año para estar al 100% el día de la      competición, que habrás preparado a conciencia durante meses, incluyendo      no solo la dieta y el entreno, si no la pose, la coreografía, y hasta el      ultimo detalle.
  • Seriedad:      Aun escenario hay que subir con los deberes hechos, consciente de que no      harás el ridículo y que la gente va a disfrutar de ver cuerpos que han      sido forjados en gimnasios a conciencia y con la idea clara de haberlo      dado todo.
  • Profesionalidad:      En la competición no basta con ir bien hay que ir con todas las armas en      la mano, dispuesto a pelear por ganar, por ser el mejor, desde el      principio, no me vale eso de que “si es que es la primera vez ya iré      mejorando” Señores una victoria es un momento de alegría una derrota se      sufre toda la vida”. Hagamos los deberes y demos la talla, sino mejor      quedarse entre el publico y animar a los que supieron estar al 100%.

 

– CONCLUSIONES

EDGAR: La competición actual goza de una gran salud a pesar de los problemas acuciantes como crisis, escasa viabilidad económica para los atletas y la falta de infraestructuras realmente competentes en el terreno federativo.

Es tarea de todos los que componemos el colectivo del Culturismo de competición aportar cada uno en su medida su granito de arena por fomentar el bonito deporte que amamos y su evolución.

 

DOSA: No siempre cualquier tiempo pasado fue mejor, mirémoslo y saquemos de él lo bueno para aplicarlo al presente, potenciándolo con los recursos que nos dan las tecnologías actuales. Que no falten ni los organizadores, ni los atletas, ni los jueces, ni la afición, ni los medios, todos somos eslabones de una cadena y cuanto más fuerte sea cada eslabón más fuerte será la cadena.

 

JM: En cierta ocasión vi una competición donde 2 culturistas destacaban uno de ellos era enorme, el otro mas pequeño pero también en sus proporciones muy musculado, empezó la competición y en cada pose el pequeño sonreía y las poses es que las plasmaba con arte, elegancia, soltura y corrección, el otro inmenso no terminaba de acabar las poses, su cara mas propia de un estreñido que de una persona que está disfrutando con lo que hace, así hasta que finalmente le gigante se puso nervioso, mientras el otro solo sonreía y en cada pose mostraba el 100 % de su potencial, sin importarle nada mas que lo que hacia, ya en la coreografía… ni hablaremos, uno era arte, el otro parecía un gorila enfadado por el escenario que quería sacudir a jueces y a publico, al final gano el pequeño, pues mostró lo que tenía en cada pose, con arte, seriedad y profesionalidad. Menuda lección para aprender. No es solo tener sino saber mostrar y hacerlo con gracia. Seamos críticos con nosotros mismos, serios e intentemos ser más profesionales, ¿digo intentemos?, SEAMOS.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply