El rincón del principiante. Por Joan Gallardo: Una buena elección será tu escalera al éxito

¡Hola de nuevo amig@s! Espero que mis dos anteriores artículos ya hayan conseguido un pequeño cambio en tu vida, te hayas decidido poner fin a tu sedentaria vida y busques mi columna, ya no sólo para conseguir motivación, si no para guiarte en esta nueva aventura que al fin has decidido empezar. Sé que te asaltan infinitas dudas, pero tranquilos, la vida no es más que un camino lleno de dudas que debemos encarar y solucionar, creo que lo llaman, experiencia… Recuerdo mis primeras andanzas en el mundo de los hierros, recuerdo que la primera vez que pagué una cuota en un gimnasio, lo único que me movía era conseguir un físico atractivo, sabía lo que quería, pero no tenía ni idea de cómo llegar a ese punto. Mi insolente adolescencia creía que el simple hecho de adentrarme en una sala de pesas me otorgaría un cuerpo envidiable. Pues bien, elegí el gimnasio que quedaba más cerca de casa, no me preocupé de qué servicios ofrecía, qué maquinaria tendría que usar (tampoco tenía la más mínima idea de cómo utilizarla, pero bueno), qué ejercicios realizar, en qué orden, cuánto tiempo, cuántas repeticiones, etc, etc. ¿Cuál fue el resultado?

Llegué, me subí a una cinta de correr, 10 minutos después me bajé, cogí dos mancuernas para realizar un deficiente curl de bíceps. Al cabo de 5 minutos, miré a mi amigo y le dije, “¡Nos vamos a jugar a la play? Esto es un coñazo”, y me marché, no volví más al gimnasio hasta que hace 5 años contraté a Xisco Serra como mi entrenador personal. Y es que ahora os voy a ofrecer una verdad universal: Ir al gimnasio sin saber qué tienes que hacer es UN SOBERANO ABURRIMIENTO. Sí, y de los importantes. Imaginad que de repente veis a un atleta de talla mundial correr los 100 metros en 9’69 segundos y piensas, “Guau, yo quiero ser así de rápido”, de modo que al día siguiente te enfundas tus nuevas Nike, tus mallas y tu camiseta de tirantes y te presentas en la pista de atletismo, después de 5 minutos haciendo tonterías piensas “¿Qué hago?”, ese es más o menos el momento en el que ves a un chiquillo de 14 años corriendo como una bala bajo la atenta mirada de su entrenador. Ese chico corre tanto porque tiene detrás a alguien que le ha enseñado a hacerlo así, y no hablo de cómo colocar un pie delante del otro, sino de cómo entrenar para llegar hasta tus objetivos.

Considero vital ir de la mano de un profesional al empezar en este mundo, es algo inherente del ser humano creer que sabemos lo que hacer sin tener conocimientos específicos. Todos creemos saber mucho de todo, pero Sócrates ya nos advirtió hace “algo” de tiempo, “Sólo sé que no sé nada”. De modo que armaros de algo humildad y, o pedís consejo a alguien que realmente os pueda ayudar o contratáis a un profesional. No hace falta decir cuál es la mejor opción, pero soy consciente del momento delicado que sufre la economía del país, y que no todo el mundo puede permitirse contratar un entrenador personal. Pero cómo todo en la vida, es una cuestión de prioridades.

No os preocupéis, este mes me he propuesto ofreceros una explicación sencilla y entendible a esas dudas típicas de un principiante. Así que voy a ayudarte a analizar esas elecciones, que son el último obstáculo antes de ponerte manos a la obra:

 

Pensaré en las dudas que me asaltaron después de pagar las peores antiguas 5000 pesetas de mi vida, que seguro que son las mismas que tendréis:

 

– Elegir gym: Básico, debes asegurarte que el gimnasio al que vas a apuntarte reúne las condiciones que necesitas para conseguir tus objetivos. ¿Quieres empezar con un entrenador personal? Asegúrate de pedir información sobre los profesionales que trabajan ahí (si es que los tienen), pide su currículum, si titulación, pide conocerlo antes de contratarlo incluso. Ten en cuenta que hay mucho gurú en este mundo que viven de vender planes mágicos que sólo adelgazan tu cartera. En el gimnasio dónde trabajo, el XS Fitness Club, tenemos a disposición de cualquier persona un Book con los clientes que han conseguido cambiar su cuerpo y sus vidas después de depositar su confianza en mis manos y en las de Xisco Serra. Sed exigentes, no permitáis conformaros nunca, creed en vuestro interior que esta vez va a ser la definitiva, que debéis armaros con todas las armas posible y que NO VÁIS A FRACASAR.

 

-Tipo de entrenamiento: Este es uno de los pocos deportes en los que querer hacer más, no te otorgará ningún beneficio. Entrenar demasiado duro o demasiado tiempo es cómo pararte con el coche en un stop, meter quinta y acelerar a fondo. No te moverás del sitio. Seguramente, o no habéis entrenado nunca o lleváis años sin hacerlo. De modo que, como mínimo, el primer mes debe ser de acondicionamiento para poder acceder a entrenamientos más exigentes. Empezad con pesos ligeros y altas repeticiones. Las máquinas guiadas será tu mejor opción, no requieren de técnica ni de una fuerza específica, además te asegurarás de estar aplicando la tensión muscular indicada, cosa que te aseguro que no sucedería si optaras por los pesos libres, notarías tensión muscular en tu cuello antes que en los músculos que quieres trabajar, pero ante todo ¿no querrás lesionarte el primer día de entrenamiento verdad? Tus músculos no están acostumbrados a este tipo de esfuerzo. Divide tu cuerpo en 2 partes, superior e inferior, y entrena 3-4 veces a la semana. Realiza 3-4 series para cada grupo muscular para empezar, no creas que será poco, tus músculos son un terreno virgen por explorar, cualquier cambio que ejectues sobre ellos se verá recompensado, te lo aseguro.

Si tu objetivo es perder grasa corporal, añade cierto tiempo de cardio al final de tu entrenamiento con pesos. Dependiendo de cuál sea tu objetivo incrementa o disminuye el tiempo, pero como ya te he dicho antes, no quieras hacer más de lo que tu cuerpo necesita. Anda en la cinta a un ritmo moderado sin ponerte a correr, súbete a la bici estática y eleva el nivel de dificultad o sube a la elíptica (aunque te advierto que esta máquina es una exprimidora). Un tiempo óptimo oscilará entre 15 y 30 minutos. No hagas más, en serio, el cuerpo es una máquina perfecta y adaptable a cualquier situación nueva a la que sea sometido. ¿Qué quiero decir? Vale, creo que he divagado un poco, imagina que empiezas con una hora de cardio, ¿Qué harás cuando tu cuerpo se acostumbre? Porque te aseguro que lo hará, ¿80 minutos? ¿Una hora y media? No quemes todos tus cartuchos antes de pisar el campo de guerra.

Finalmente, realiza 5 minutos de estiramientos, nada demasiado complicado, no estires hasta sentir dolor, un error que puede derivar en lesiones. Cuando empieces a notar tensión, párate, relájate y respira con normalidad durante 15 segundos, aplica lo mismo a los diferentes grupos musculares.

 

– ¡¿Tengo que hacer dieta?! No me jo***…: Tranquilos, no os asustéis, pero es que de verdad da mal rollo hasta la simple palabra ¿Verdad? Pero no, no se trata de hacer dieta, se trata de realizar pequeños cambios en tu educación nutricional, casi sin darte cuenta, de tal modo que sin sufrir, notes las mejoras en poco tiempo. Una de las claves del sistema XS Personal Trainer, es ofrecer un plan nutricional y en programa de entrenamiento que saque el máximo potencial de nuestros clientes, si pidiera sólo un 10% más de ese tope, todos mis clientes fracasarían. De modo que podéis adivinar qué pasaría si de golpe empezarais una dieta demasiado exigente, fracasaríais. ¿Qué cambios podéis realizar para mejorar vuestro nivel de grasa? Aplicad la simple lógica, las decisiones simples suelen ser las más efectivas. Por ejemplo, si comes dos rebanadas de pan con la comida, reduce esa sobre-ingesta de carbohidratos a una rebanada. Si sueles ir al bar a comerte un pepito de lomo y una coca-cola, hazte un sándwich de pan de molde integral con pavo, tomate y lechuga acompañado de una coca-cola light, consumirás muchos menos hidratos simples, menos grasa y menos calorías, además de ahorrarte unos 4 euros diarios (calcula lo que gastas cada día merendando en el bar y multiplícalo por 24 días laborables que tiene un mes, déjalo, ya lo hago yo por ti, son casi 100 euros, 2 meses de cuota mensual de gimnasio o un mes de entrenamiento personal). Sigamos con más ejemplos, si eres de los que echa azúcar al café, empieza a utilizar sacarina, tranquilo, no es cancerígena, si lo fuera, me quedan dos telediarios, os lo aseguro. Y así podéis seguir hasta completar una serie de cambios, que harán que ingieras menos calorías, grasas y carbohidratos perjudiciales a diario casi sin darte cuenta. Recordad el artículo del mes pasado, pequeños cambios día a día hará que con paciencia logres un cambio radical en no mucho tiempo.

 

– ¿Es tarde?: Jamás es tarde, JAMÁS. Nunca es demasiado tarde para alcanzar nuestras metas. Desearía que toda la gente negativa del mundo que he encontrado a lo largo de mi vida que me decían que me conformara, que estaba bien así como estaba me vieran ahora. ¿Creéis que habéis logrado alcanzar vuestro máximo potencial? ¿Qué ya no hay nada más a lo que podáis aspirar? Pues lo siento, me acabáis de hundir el día, como siempre digo, poseéis el mejor instrumento que jamás tendréis, vuestro cuerpo, y además está esperando que lo utilices para convertirlo en un ente saludable, sano y fuerte. ¿Pesas 110 kilos y quieres sacar a relucir tus abdominales antes de este verano? Lo siento, eso es en otra puerta, la de la entrada de Lourdes. Si realmente eres realista y consciente de que no puedes pretender arreglar en 2 meses lo que llevas años estropeando, serás capaz de solucionar para siempre la frustración que sufres a diario cada vez que te abrochas el cinturón y ves que se terminan los agujeros, o te miras al espejo y ves como cada día estás más lejos de tu imagen ideal. No volváis a pensar que nacisteis para estar en baja forma o para ser personas con sobrepeso, por favor, nadie está predestinado a tener un determinado aspecto, todo depende del poder invisible que ha movido el mundo desde el principio de los tiempos, LA FUERZA DE VOLUNTAD.

 

Bueno queridos amig@s, he disfrutado intensamente de la sensación de haberos ayudado un mes más, el mes que viene hablaremos de un tema muy interesante y que sin duda, estará de moda en esta época del año, ponerse a punto para una boda, bautizo o comunión…¿Os he pillado verdad? Tranquilos, siempre se puede hacer algo para que nos entre ese vestido o traje que nos compramos hace unos meses y que ahora parece haber encogido. Qué clase de personas sois, ¿Las que harán todo lo posible para caber en él, o de las que se comprarán otro? Elecciones, formarán tu vida, y tu futuro.

 

¡Un abrazo caluroso a tod@s!

-Joan Gallardo. XSFC Personal trainer.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply