Últimas noticias sobre la Hormona del Crecimiento

sGracias a fisicos21.com y extraído de FLEX online, os presentamos este interesante artículo sobre la Hormona del Crecimiento:

“Para el culturista una de las principales hormonas a tener en cuenta es la tan ansiada GH (en inglés); pero no solo para nosotros, todo el mundo según vaya cumpliendo años debería tenerla en cuenta.

Mucho se ha comentado acerca de esta hormona y el mundo del culturismo. Echemos un vistazo en general primero en este artículo de Mike Salazar para FLEX online.

s

 

http://www.flexonline.com/nutrition/supplementation/supplements/new-research-gh-revolution

Siempre se ha comentado que el ideal para satisfacer en una sola sustancia de lo que muchos culturistas y deportistas buscan sería algo que pudiera aumentar el tamaño muscular y la quema de grasas, quizás la hormona del crecimiento pudiera ser uno de los mayores candidatos. Las investigaciones no han establecido aún evidencias sólidas sobre el rol exacto de la Hormona del crecimiento en esos dos procesos, pero sin esta hormona las probabilidades de que aparezcan son mucho menores

La hormona humana del crecimiento (HC en español y con sus siglas en inglés GH más conocidas quizás, Growth Hormone) también conocida como somatotropina, es una hormona peptídica producida por el lóbulo anterior de la glandula pituitaria situada en la zona central del cráneo. La secreción de GH va decreciendo con el paso de los años, quizás como respuesta a ello se produce en la edad madura especialmente una acumulación notable de grasa y la pérdida de la musculatura (sarcopenia). Aún más, algunos investigadores piensan que en el hombre en su evolución anual, la producción declina un 50% cada siete años después de los 25.

La producción de GH endógena (de nuestro propio cuerpo) está condicionada por la existencia de pulsos o momnentos en que se producen en periodos de 24 horas. Además está influenciada por varios factores como son; la edad, el biotipo, la nutrición, hábitos de sueño, la composición corporal, la zona de acumulación de la grasa, el nivel de acondicionamiento físicos, stress, asimismo como la producción de hormonas como las sexuales (testosterona y estrógenos), insulina y niveles de IGF-1 .La GH ha sido hallada responsable de respuestas por efectos directos e indirectos en el músculo y otros partes del cuerpo; los efectos directos son el resultado de que la GH actúe en un receptor específico de una célula. Por ejemplo en los adipocitos (células encargadas del almacenamiento de la grasa, entre otras cosas) tienen receptores en la superficie de la membrana celular para liberar grasas a la sangre e impedir el almacenamiento de ésta.

sLos efectos indirectos son mediatizados básicamente por la acción de otra hormona llamada factor de crecimiento insulínico 1 (IGF 1, en inglés), una hormona liberada por el hígado y otros tejidos en respuesta a la circulación de GH. Una gran mayoría de los efectos atribuídos a la GH lo son realmente por la actuación de IGF 1 en sus células diana.

EFECTOS DIRECTOS DE LA GH EN EL METABOLISMO DE LA GRASA

La función más atractiva de la GH es su efecto directo en el metabolismo de la grasa. En los animales, y por ello en humanos, la GH ha sido responsable de tener un efecto directo en la quema de grasas del tejido adiposo. Resumiendo, la GH cambia tu cuerpo para ser una máquina de quemar grasas y terminar con los mecanismos de almacenamiento de grasas. La GH frena en seco las enzimas encargadas del proceso de almacenamiento de la grasa corporal, la lipoproteína lipasa (LPL). Uno de los estudios recientes probó que cuando se suministró GH a sujetos obesos, hubo una reducción de la actividad de la LPL del 65% en los tejidos adiposos.

También es importante la habilidad de la GH de mejorar la movilización de la grasa. La GH tiene propiedades de generar un aumento de la movilización de los lípidos notablemente cuando su nivel aumenta. Como ejemplo tenemos otro estudio en el que los suejtos fueron observados mientras se les suministraba GH o un placebo durante 20 minutos de ciclismo de alta intensidad. Todos los sujeteos que recibieron inyecciones de GH tuvieron mayores niveles de GH, pero el aumento de esta hormona en respuesta al ejercicio fue directamente relacionada con el uso de grasa dos o tres horas después del ejercicio. Los promotores del estudio concluyeron que los picos de GH durante el ejercicio pueden mejorar la quema de grasas después del ejercicio; en resumen, es como pisar el acelerador de la quema de grasa tras el ejercicio.

EL EFECTO DE LA QUEMA DE GRASA DESPUES DEL EJERCICIO

La exposición crónica a la GH ha mostrado incrementar las rutas de movilización de grasas, ya que se visto un incremento en la presencia de ácidos grasos libres (AGLs) en sangre; la GH también inhibe la conversión de glucosa en grasas y disminuye el tejido adiposo. Además, el incremento de GH durante el ejercicio es vital para aumentar el metabolismo de las grasas. Además el incremento tanto la GH como las catecolaminas (adrenalina y noradrelalina) que se produce según se vaya incrementando a su vez la intensidad del ejercicio quizás tenga un efecto doble por mecanismos diferentes. Es como echar leña al fuego; cuando los ejercicios de alta intensidad son desarrollados  hay un notable aumento de la producción de GH.

Un ejercicio previo informó sobre un efecto directo entre el ejercicio de alta intensidad y los niveles de GH en el post ejercicio. En ese estudio, cinco corredores en cintas de correr realizaron ritmos diferentes y fueron analizados sus niveles de metabolitos de lactatos. En fisiología del ejercicio es conocido que los lactatos (ácido láctico) se encuentran en relación directa a la intensidad del ejercicio. Cuando los investigadores completaron las lecturas, los resultados del estudio mostraron que el grado de utilización de grasa postejercicio fue directamente proporcional al aumento de GH y epinefrina (adrenalina) secretados por el cuerpo durante el ejercicio. La Gh fue hallada ser la mayor responsable del uso postjercicio de la grasa. Además el grado de uso de la grasa durenta el periodo de recuperación fue relacionado con el nivel de intensidad del ejercicio.s

NOTABLES INCREMENTOS EN GH, POTENTES RESULTADOS

Así que ahora quizás te estarás preguntando si estos picos de GH creados por el ejercicio son lo suficientemente potentes. Para demostrarlo, los investigadores dieron a sujetos sanos una dosis de GH que fue equivalente a la de una sesión de ejercicio en un momento de inactividad. Ellos demostraron que con una dosis única de GH equivalente a la que se crea con el ejercicio resultó en un aumento del 60–250% de aumento en la lipólisis de las grasas dos o tres horas después de la administración de la GH.

Actualmente, un nuevo estudio sobre la Hormona del Crecimiento e IGF 1 han señalado similares lecturas. Los suejtos del estudio le fueron suministrados GH o un placebo durante un ejercicio de alta intensidad en bicicleta de 20 minutos. Los sujetos que recibieron GH tenían mejores niveles, pero los sujetos que aumentaron su GH como consecuencia del ejercicio tuvieron mejoras en su respuesta a la grasa post ejercicio. Los científicos concluyeron que había un descenso en la capacidad de quema de grasas durante una o dos horas entre el pico de GH creado por el ejercicio y el aumento de la movilización de grasas tras el ejercicio. El aumento de GH durante el ejercicio no tuvo un efecto de quema de grasas en el ejercicio, si no sus efectos fueron aumentar la movilización después del ejercicio.

Como se mencionó anteriormente, además del ejercicio, el sueño es también un potente estimulador de la secrección de GH en el cuerpo. De hecho, la epidemia de falta de sueño actual es sin duda un factor que contribuye al grado actual de obesidad en la población humana. Para probar la importancia del sueño en la producción de GH, algunas estudios implementaron mediciones en los vientres y midieron la movilización de grasas en el tejido adiposo. El estudio concluyó que no dormir las horas suficientes (y por consiguiente, no liberar toda la GH posible durante la noche) provocaba una reducción de la movilización de la grasa en el tejido adiposo abdominal la mañana siguiente.

EFECTOS A LARGO PLAZO DE LA GH EN LA MASA MUSCULAR

 

Como se ha informado recientemente existen algunas novedades en las potenciales aplicaciones para la GH como un importante factor para el aumento de la masa muscular. Para resumir, los más recientes estudios en la revista European Journal of Applied Physiology mostraron que el incremento de GH y cortisol en respuesta al ejercicio a largo plazo fueron  relacionados con el incremento de firbas de tipo II y de la masa muscular. Los autores de los estudios examinaron a 56 sujetos sanos (sin entrenar) y jóvenes que tomaron parte en un estudio de 12 semanas entrenando con un programa de pesas, midiéndoles testosterona, GH, IGF 1 y cortisol en sus concentraciones en sangre en el comienzo y el final del estudio. Los que más ganaron masa muscular mostraron mejores niveles de GH y Cortisol. Esto demuestra que los picos de GH y Cortisol a medio plazo son importantes para las mejoras en masa muscular. El estudio también mostró que la hipertrofia muscular es una cascada compleja de efectos realizados por varias hormonas.

s

 

Las ganancias a largo plazo quizás sean debidas en parte a los efectos directos de la GH en la síntesis de la proteína del músculo esquelético. Un reciente estudio aisló algunas células satélite (precursoras de células musculares) y examinó si la GH o el IGF 1 tenían un efecto directo en su activación. Para la sorpresa de los autores del estudio, la GH afectó directamente al crecimiento del músculo esquelético, en parte debido a la estimulación de la síntesis proteica en el músculo. También se descubrió que esa estimulación no está mediada por el incremento de IGF 1 en el músculo.

Y ahora, más noticias relevantes; en el pasado, la Gh había sido solo disponible mediante inyecciones, pero de acuerdo con un informe presentado en la prestigiosa Obesity Society en su 30ª reunión anual, una alternativa en forma de píldora está en los laboratorios. Los científicos dictaminaron el efecto del factor de crecimiento 9, un suplemento de mezcla especial, en un estómago vacio despues de una comida la noche anterior. Increíblemente, dos horas después de la ingestión de una dosis única de un suplemento oral del Factor de Crecimiento 9, los niveles de GH aumentaron ocho veces el nivel base (el equivalente a un aumento del 682%). Aun más sorprendente, el aumento de GH fue similar a los niveles obtenidos por una inyección subcutánea de  0.06 IU  en personas con deficiencias de GH.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply